21 octubre 2012

tragar

Decirte que a esta hora
en este café
no hay ni una persona
pensando poesía

Decirte, casi lo olvido,
que a esta hora
en mi café
hay una sopa de letras
disimulada entre el negro

Decirte, por ejemplo,
que a esta hora,
y ya no en el café
cuelgan las letras
en mi úvula

Decirte, cómo no,
en una horrible metáfora,
que hoy, a esta hora
en este café
me atraganto con palabras
Share:

2 comentarios:

Jorge Alberto Loscri dijo...

Buenísimo,Natalia.

entrega en medias dijo...

me gusto mucho, y el blog también, saludos